profesoresdeele.org | LAMMILY, UNA BARBIE REAL, A2-B2: Lammily es una muñeca inspirada en los gustos y medidas reales de las adolescentes norteamericanas. Podemos utilizar el tema, adaptando el nivel de dificultad, en niveles de A2 a B2, para hacer un debate y ampliar vocabulario.

Lammily, la Barbie real | A2-B2

Barbie de Eddi Aguirre.

Barbie de Eddi Aguirre.

La muñeca Barbie lleva siendo desde hace tiempo blanco de las críticas por su distorsionada representación de las mujeres. Se la ha acusado de promover ideas machistas. Por ejemplo, como respuesta a un libro titulado Barbie: I can be… a Computer Engineer (Barbie: Puedo ser… ingeniera informática), en el que la muñeca se encarga únicamente del diseño y necesita que sus compañeros masculinos escriban el código por ella, la web Feminist Hacker Barbie pide a los usuarios que “arreglen” una página del libro. Una de las propuestas remitidas transforma un texto original en: “Barbie trabajó duro para implementar los diseños de juegos de Steven y Brian. Aunque disfruta escribiendo código para que estos juegos cobren vida, también respeta los conocimientos de experiencia de usuario que pueden aportar diseñadores como Brian”. También se denuncian sus irreales proporciones, cintura de avispa incluida. Han sido varias las creaciones artísticas que han visto la luz a modo de denuncia. Entre ellas se encuentran la Barbie sin maquillaje y con ojeras y ortodoncia de Eddi Aguirre y la Barbie “Normal” de Nickolay Lamm.

"Normal" Barbie de Nickolay Lamm.

“Normal” Barbie de Nickolay Lamm.

Precisamente este último artista se puso manos a la obra y, a partir de datos reales de las proporciones medias de diecinueveañeras estadounidenses, creó Lammily. La muñeca, de pelo castaño, tiene articulaciones flexibles y se puede mantener de pie con o sin tacones. En su primer día de crowdfunding (recaudación de fondos a través de Internet para acometer un proyecto) ya había logrado su objetivo, 95.000 dólares (unos 68.000 euros), y al cierre de la campaña había conseguido más de cinco veces su presupuesto inicial. En noviembre de 2014 se ponía a la venta.

La muñeca está en forma, lleva una vida sana y su ropa no es nada estridente.

Además, la Lammily trae pegatinas que consiguen humanizarla más y que a nosotros nos vienen bien para ver vocabulario:
Tener acné / que te salga un grano / que te salgan granos
Tener celulitis
Tener estrías
Tener una cicatriz / tener cicatrices
Tener un lunar / tener lunares
Tener pecas / que te salgan pecas / ser pecoso/a
Tener una herida / tener heridas / hacerse una herida
Tener un tatuaje / llevar tatuajes / hacerse un tatuaje
Tener gafas / llevar gafas
Tener una macha / tener manchas
Una picadura de mosquito / que te pique un mosquito / que te piquen los mosquitos

Todas las iniciativas mencionadas constituyen un buen tema para debatir en clase a partir de A2, relacionado también con las tendencias de representación de la belleza femenina sin artificios, como los anuncios de Dove, las fotos sin retocar de la revista Cuore o la etiqueta #iwokeuplikethis (así me he levantado), en la que los internautas (muchos famosos incluidos) comparten selfis que se hacen recién levantados.

Fotos:
Barbie by Eddi Aguirre
“Normal” Barbie by Nickolay Lamm
Fotos Lammily by Nickolay Lamm